domingo, 8 de julio de 2018

Los Fenómenos Climáticos El Niño y La Niña

fenómenos El Niño y La Niña

A fines del siglo XIX, los pescadores del norte del Perú apreciaron que todos los años hacia finales de diciembre, cerca de la Navidad, solía ocurrir un incremento de la temperatura del agua del mar, la cual era observable a lo largo de la costa norte. 

Atribuyeron este calentamiento a la llegada de una corriente marina de aguas cálidas a la que llamaron la corriente de "El Niño". 

La presencia de estas aguas cálidas a lo largo de las costas peruanas, es un fenómeno recurrente que tiene una duración de varios meses. 

Ahora sabemos que este calentamiento marino-costero se acentúa cada cierto número de años, siendo una manifestación de los cambios que ocurren en las capas superficiales y subsuperficiales del océano. 

Esto está vinculado a interacciones complejas con la atmósfera que se producen en el Océano Pacífico ecuatorial, a miles de kilómetros de la costa peruana en el Océano Pacífico.

El Niño:


Cuando El Niño está activo el agua del océano en la zona ecuatorial está más caliente. 

El Niño es una oscilación atmosférica que causa un debilitamiento de los vientos alisios en el hemisferio sur del Pacífico. Esos vientos, cuando son normales, arrastran las aguas superficiales desde las costas hacia el océano y esto provoca que las aguas frías de las profundidades surjan.

Esa agua fría, es lo normal en la zona ecuatorial de la costa de Sudamérica. 

Cuando esos vientos alisios se debilitan cesa ese proceso, el agua caliente se acumula y se produce un aumento de temperatura de la superficie del mar en la costa de Perú y Ecuador, principalmente.

Este fenómeno genera intensas precipitaciones en el sur del continente americano, mientras que en la zona norte, como el caso de Venezuela, se registran fuertes sequías.

La Niña:

Cuando los vientos alisios son muy fuertes y se refuerza la subida de esa agua fría en la zona ecuatorial y la temperatura del mar está por debajo de lo normal, ahí comienza a manifestarse el fenómeno de La Niña. 

En los trópicos las variaciones experimentadas en el clima global por efecto del fenómeno de La Niña son radicalmente opuestas a las variaciones ocasionadas por El Niño. 

En América Central es bastante probable esperar condiciones relativamente más húmedas de lo normal, principalmente sobre las zonas costeras del mar Caribe. En América del Sur predominan las condiciones más secas y más frescas de lo normal sobre Ecuador y Perú, secas y calurosas en Chile central, así como condiciones más húmedas en Guyana y el nordeste de Brasil.

A nivel global, pueden producirse indistintamente sequías en Latinoamérica, nevadas intensas en la zona norte de Estados Unidos o sequías en Australia o en las islas del Pacífico. (Datos: Fuentes varias)


Video: Delight Sea

No hay comentarios: