viernes, 12 de enero de 2018

Mercado de China Alienta el Tráfico Ilegal de Especies Exóticas Peruanas

Oso de Anteojos - Tremarctos ornatus

La fauna del Perú causa asombro por su riqueza y abundancia, pero se ve amenazada –entre otros factores– por el comercio ilegal. 

Poblaciones de animales emblemáticos como el cóndor andino, el puma, el oso de anteojos o la rana gigante del Titicaca se ven diezmadas por el accionar de cazadores inescrupulosos, que abastecen ferias itinerantes, circos, restaurantes y hasta casas familiares, según investigación de la Policía Nacional del Perú - PNP. 

“Es importante recordarle a la población que es ilegal tener fauna silvestre en sus casas, además de que es dañino para la salud. Los animales tienen muchas bacterias y parásitos que pueden ser graves para los seres humanos”

Así lo dijo el comandante PNP Jorge Quiroz, de la Dirección de Protección al Medio Ambiente.

Un balance elaborado por la Dirección de Protección del Medio Ambiente de la Policía Nacional del Perú (PNP) estableció que fueron 3870 animales los rescatados entre enero y agosto del 2017. 


Las especies rescatadas deben recibir cuidado especial por parte del Estado hasta que puedan ser reintroducidas a su entorno natural. Yovana Murillo, Coordinadora de Tráfico y Salud de la Vida Silvestre de WCS Perú, dijo al respecto:

“Eso es bien difícil y costoso. La mayoría de especies se quedan en el centro de rescate de por vida y eso no beneficia a nadie. Las especies que se mantienen en los centros ya están muertas para la naturaleza”

En el sur peruano existe una ruta especial del comercio ilegal de fauna silvestre. Puno y Juliaca son las ciudades más importantes por su posición estratégica de apertura al resto de ciudades importantes del país y por su cercanía a la frontera con Bolivia, de acuerdo al fiscal ambiental Óscar Jiménez:

 “Se trae la fauna ilegal desde Bolivia al Perú solo en fechas especiales como fiestas costumbristas, pero desde el resto del Perú hacia Puno y Juliaca y viceversa el tráfico es fuerte. Esto porque (Puno y Juliaca) son ciudades principales para el tráfico ilegal por su cercanía a la frontera donde existe poca fiscalización. El Perú es donde se les vende y compra porque de aquí parte una gran red del tráfico al resto del país, incluso la capital. Además, no olvidemos que tenemos ciudades cercanas al mar para que las especies puedan ser exportadas”

Mongabay Latam conversó con Lishu Li, subdirectora del programa de Tráfico de Vida Silvestre de WCS China, quien manifestó que debido al creciente movimiento económico y la gran población que posee dicho país... 

“China es la principal nación asiática que recibe especies exóticas provenientes del tráfico ilegal de América Latina. Hong Kong es el principal puerto por supuesto”

Entre las especies más cotizadas por el mercado ilegal de fauna en China están reptiles como las iguanas, lagartijas y ranas, agregó Li. La experta señaló que también ha identificado a países con un crecimiento económico alto como mercados de especies exóticas latinoamericanas, entre ellos Tailandia, Malasia, Singapur e Indonesia. 

Para detener el tráfico ilegal de fauna, se necesita el apoyo de todos. Por eso, el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) y WCS Perú han venido impulsando el uso del app iNaturalist, una base de datos de fauna silvestre que ayude a un reconocimiento eficaz de especies incautadas por parte de las autoridades encargadas de la fiscalización. 

Diego Coll, comunicador para el programa de Perú y Amazonía de WCS Perú, dijo a Mongabay Latam que existe una lista de 278 especies de fauna silvestre priorizadas para la aplicación de iNaturalist, entre las que encontramos a la rana gigante del Titicaca (Telmatobius culeus), el águila arpía (Harpia harpyja), el caimán negro (Melanosuchus niger) y muchos más. 

Los detalles se encuentran en el informe “Perú: ¿Cómo puedes ayudar con tus fotos a combatir el comercio ilegal de fauna?”.(Datos: Mongabay Latam). 

miércoles, 10 de enero de 2018

Una Mirada a la Fauna de Chile

Zorro de Darwin

Chile cuenta con una gran variedad de animales tanto marinos como terrestres, pero en comparación con otros países no posee una importante diversidad.

La fauna chilena, posee un alto grado de endemismo, es decir, tiene especies animales que son originarias y exclusivas de una determinada zona geográfica y que no se encuentran en ninguna otra parte del mundo.

En Chile, existen 783 especies anímales incluyendo mamíferos, aves, reptiles, anfibios y peces, y un número no determinado de invertebrados (insectos, arácnidos y otros).

Los animales viven en variadas zonas, en la sequedad del desierto, en los bosques, en la Patagonia, en la Antártica y en la costa.

Costa:

En la costa existe una rica variedad de especies como leones marinos, toninas, nutrias y ballenas.

En el Norte:

El norte de Chile posee un clima árido, con escasas precipitaciones y con un promedio de temperatura anual de 20ºC. En esta zona existen dos ecosistemas muy diferenciados:

-El desierto de Atacama (el más seco del mundo)

-El Altiplano.

En el desierto, debido a la aridez, la cantidad y variedad de especies que en él viven son limitadas.

En el Altiplano (sobre los 3.500 msnm) la influencia del clima tropical boliviano produce fuertes lluvias en verano, posibilitando la existencia de numerosas especies animales.

Entre los mamíferos característicos de la zona norte destacan: el Puma (Puma concolor), el Guanaco (Lama guanicoe) y la Vizcacha (Lagidium viscacia). En cuanto a las aves, tenemos, por ejemplo, que en el Parque Nacional Lauca (situado en la Región de Arica y Parinacota), vive casi un tercio de todas las especies de aves existentes en Chile. En ese lugar destacan los flamencos andinos.

Del valle del Aconcagua (Región de Valparaíso) hacia el sur (Región de Aysén):

En esta zona, que va desde el valle del Aconcagua (Región de Valparaíso) hacia el sur (Región de Aysén), el clima dominante es el mediterráneo, a excepción de las altas cimas de la cordillera de los Andes, donde el clima es más frío. En general, las cuatro estaciones están claramente marcadas, con un verano seco y cálido y un invierno lluvioso y frío. Aunque las precipitaciones aumentan considerablemente desde la Región de la Araucanía hasta la península de Taitao (Región de Aysén).

Desde la Región de Valparaíso hasta el Maule se extienden los bosques esclerófilos, donde viven algunas especies de mamíferos como el Coipo (Myocastor coypus), el Degú (Octodon degus) y el Zorro culpeo (Pseudalopex culpaeus), y aves como la Bandurria (Theristicus melanopis), el Zorzal (Turdus falklandii magellanicus) y el Loro tricahue (Cyanoliseus patagonus).

Al sur del río Biobío, se presenta el llamado bosque valdiviano y algunas especies animales características son la Rana chilena (Caudiverbera caudiverbera), el Cuervo de pantano (Plegadis chihi), el Pudú (Pudu pudu) y el Monito del monte (Dromiciops gliroides).

En el Extremo Austral:

En esta zona, se desarrolla un clima estepárico frío caracterizado por las bajas temperaturas durante casi todo el año y una pluviosidad generalmente en forma de nieve, mientras que en el Territorio Antártico predomina el clima polar. En esta zona sur habitan el Huemul (Hippocamelus bisulcus), el Chungungo (Lontra felina), el Huillín (Lontra provocax), el Lachón Orejudo de Darwin (Phyllotis darwini), el Ñandú de Magallanes (Rhea pennata pennata), entre otros. 

La fauna antártica está representada por el Pingüino de penacho amarillo (Eudyptes crestatus), el Pingüino rey (Aptenodytes patagonica), el Pingüino macaroni (Eudyptes chrysolophus), el Pingüino papúa (Pygoscelis papua), el Pingüino emperador (Aptenodytes forsteri) y el Pingüino antártico (Pygoscelis antarctica). También existen otras especies como las focas, los elefantes y lobos marinos.

En las Islas:  

La fauna de vertebrados de la isla de Pascua (de clima subtropical) es muy pobre, ya que sólo existen mamíferos introducidos tales como: el Ratón (Rattus rattus), el Guaren (Rattus norvegicus) y la Laucha (Mus musculus).

Lo mismo ocurre con las aves, entre las que encontramos, la Paloma (Columba livia), el Tiuque (Milvago chimango), la Perdiz (Nothoprocta perdicaria) y la Diuca (Diuca diuca).

En el caso de los reptiles existen solo dos especies autóctonas, el Moko uru-uru kahu (Lepidodactylus lugubris) y Moko uriuri (Ablepharus boutoni).

El mar posee una riqueza importante. Existen más de 100 tipos de peces, entre los que destacan el Tipi tipi (Forcipiger flavissimus) y Xanthichthys mento. Cabe también mencionar la Langosta de Pascua (Panurilus pascuensis), llamada localmente Hakarana. Además, existen varios reptiles marinos que visitan sus costas ocasionalmente como la Tortuga carey (Eretmochelys imbricata), la Tortuga verde (Chelonia mydas) y la Víbora de mar (Pelamys platurus). Por otro lado, existen 11 especies de aves marinas que viven y nidifican en la isla. Algunas de estas aves son el Manutara (Sterna Fuscata) y el Tavake (Phaeton lepturus). El archipiélago de Juan Fernández también ofrece una fauna interesante de aves marinas y terrestres tales como la Fardela blanca de Juan Fernández (Pterodroma externa), la Fardela Blanca (Puffinus creatopus), el Picaflor Rojo de Juan Fernández (Sephanoides fernandensis) y el Cernícalo de Juan Fernández (Falco sparverius fernandensis). También existen mamíferos como el Lobo Fino de Juan Fernández (Arctocephalus philippii). (Datos: Fuentes Diversas)



Mercado de China Alienta el Tráfico Ilegal de Especies Exóticas Peruanas

Oso de Anteojos - Tremarctos ornatus La fauna del Perú causa asombro por su riqueza y abundancia, pero se ve amenazada –entre otros f...