lunes, 4 de junio de 2007

Víbora


Es uno de los reptiles más peligrosos y temidos de la costa peruana. Su representación mitológica se puede observar desde épocas muy tempranas, en todas las culturas prehispánicas. En la Cultura Paracas se encuentra bordada y pintada tanto en forma naturalista como antropomorfa, es decir, un personaje humano con atributos serpentiformes.

Nombre científico: Bothrops roedingeri Familia: Viperidae
Nombres comunes: Víbora, jergón de la costa; catari en lengua quechua.

Descripción morfológica:
Este reptil mide entre 40 y 60 cm de longitud. Es posible encontrar ejemplares de hasta 1 m de longitud. Es de forma alargada y generalmente cilíndrica. Tiene la piel cubierta de escamas pequeñas en el dorso y mayores en el vientre; está recubierto de una delgada piel, que cambia varias veces al año. Esta película es transparente y comienza a desprenderse por los labios y continúa por la cabeza, cuerpo y cola. Tiene ojos redondos, con pupilas circulares o verticales, carentes de párpados y protegidos por una membrana transparente, convexa como el vidrio de un reloj. Posee la boca muy dilatada que les permite ingerir alimentos de gran tamaño. Su lengua larga, filiforme y protráctil está siempre húmeda y posee varios corpúsculos sensitivos que lo utiliza para el tacto y el gusto. Tiene el sentido del olfato más desarrollado que el auditivo. Se mueve arrastrándose mediante ondulaciones laterales del cuerpo.

Piso ecológico:
La víbora se distribuye en toda la costa peruana, sobre todo desde La Libertad hasta el sur de Arequipa.

Antecedentes Históricos:
La víbora es uno de los animales más representativos de la simbología andina. Se encuentra asociado a la llegada de lluvias y en otros casos, asociado al desierto y a los bosques amazónicos. La víbora dentro de la mitología andina, se encuentra ligada al Uccupacha o mundo de abajo relacionadas a las semillas y a la germinación de las plantas. La mayoría de las culturas prehispánicas, especialmente en Paracas, la representan tanto en forma naturalista como antropomorfa siendo estos personajes considerados deidades del mundo agrícola y religioso de Paracas.

Cita de cronista:
"Entre las varias diferencias de víboras venenosas que produce esta tierra, ocho o diez son las mas nombradas y conocidas por la mortífera ponzoña que de sí arrojan, con que irreparablemente matan a quien pican dentro de veinticuatro horas, y en menos espacio de tiempo. Con este genero de sabandijas ponzoñosas suelen hacerse algunas curas particulares..... En la lengua peruana se llama la víbora, catari."B. Cobo (IX,39)

Mito o Leyenda:
Se cuenta que cuando el Inca Pachacutec entraba a Condesuyos, la huaca de Cañacuay se prendió con fuego y se presentó una enorme víbora, la cual se decía había consumido a mucha gente. Entonces el Inca pidió ayuda al señor del cielo. Enseguida vino un águila con furia, dio grandes zumbidos y derrotó a la víbora; entonces pudieron salir todos los indios vivos del vientre de ella. En recuerdo de aquel milagro, algunos incas mandaron poner en un andén una víbora de piedra labrada y la llamaron "Amaru" que quiere decir serpiente voladora, "la nave de los dioses".

Situación de la especie:
Esta especie vive en estado silvestre a lo largo de la costa peruana. Actualmente, está protegida en el Coto de Caza Sunchubamba en Cajamarca.

Fuente: Museo de Arqueología, Antropología, e Historia de Perú
video:

Páginas vistas en total