jueves, 2 de agosto de 2018

Tarma el Lindo Valle de las Flores


Tarma se encuentra en el centro de la provincia de Tarma, departamento de Junín, a aproximadamente 230 km al este de la ciudad de Lima. 

Está situada a 3.050 msnm en el Valle de Tarma —formado por el río del mismo nombre— en la vertiente oriental de la Cordillera de los Andes. 

Forma parte de la cuenca hidrográfica regional del río Perené. 

Se encuentra en la Región Quechua, con clima templado. La temperatura media fluctúa entre los 12 °C y 23 °C. 

El Valle de Tarma es famoso por su paisaje cultural, con amplias plantaciones de flores y hierbas aromáticas, por lo que es llamado Valle de las flores.


Su ubicación estratégica la consolida como el punto de nexo entre la costa central (departamentos de Lima e Ica), las provincias andinas del centro (departamentos de Junín, Pasco y Huánuco) y la Selva central (provincias de Chanchamayo, Oxapampa, Satipo y Ucayali.

El geógrafo italiano Antonio Raimondi la llamó Perla de los Andes.

En la época preinca, los taramas (así se llamaban los tarmeños de otros tiempos) fueron expertos agricultores, ellos construyeron una red de andenes sobre las faldas de los cerros. 

Luego, los incas mejoraron el sistema agrícola, siempre basado en los andenes ancestrales. 

Ya han pasado más de 500 años y los andenes siguen evitando la erosión, mantienen la humedad del suelo y mejoran el aprovechamiento del agua mediante el sistema de filtración. 

Los tarmeños de hoy siguen ostentando el bien ganado nombre de excelentes agricultores. 

En sus andenes cultivan eficientemente verduras, hortalizas y flores. 

El valle luce verde por la lechuga, la col, la coliflor, la espinaca, las habas, las beterragas, el maíz, la quinua, la cebada, el trigo, la alverja y la alfalfa. 

Sólo en los predios de Huasahuasi se cultivan 100 variedades de papas nativas. 

En las andenerías de Chuchupampa, en el sector de Mullucro y en la hacienda Santa María se cultivan las más finas y preciosas flores que le han dado renombre a la provincia de Tarma. 

Los floricultores han sabido aprovechar las bondades de los pisos ecológicos y el excelente clima para especializarse en las diversas y coloridas especies. 

Un paraíso, todo un espectáculo de formas, colores, colores y fragancias.

Los andenes se cubren con un manto de flores como el alhelí, la ilusión, el delirio, Iris, los pompos, la lluvia, el gladiolo, el clavel, el clavel chino, las rosas, la flor del botón, la cresta de gallo, entre tantas otras. (datos: Wikipedia/reseña resumen de texto de lamula.pe)








No hay comentarios: