lunes, 30 de julio de 2018

Armadillo Gigante - Priodontes maximus / El Ingeniero del Ecosistema

Armadillo Gigante - Priodontes maximus

El Armadillo Gigante - Priodontes maximus, es una especie de mamífero de la familia Dasypodidae. 

Es el armadillo actual de mayor tamaño.

Es originario de Perú, se le encuentra también en variados habitats de Venezuela, Colombia, Ecuador, Brasil, Bolivia, Paraguay y Argentina.

Longitud media: 1,5 – 1,6 m 

Peso adulto: 18,7 – 45 kg. Promedio: 28,9 kg 

Alimentación: Hormigas y termitas 

Depredadores: Jaguar y Puma

Longevidad en libertad: 12 – 15 años 

Número de crías: Una o dos (normalmente una) 

Hábitat: Cerca del agua en hábitats de selvas tropicales primarias.

Dentadura: Tiene más dientes que cualquier otro mamífero del mundo – hasta 100 – aunque se pierden con la edad.

Caparazón:  Muy duro, tiene 11 a 13 bandas que se pueden mover y otras 3 o 4 en el cuello, lo que permite que sea muy flexible. 


Son buenos nadadores. 

Son de vida nocturna, pasan las horas de luz, a menudo más de 24 horas seguidas, enterrados en grandes madrigueras que cavan en bancos de arena o a veces en montículos de termitas activos o vacíos. 

Garras: Muy largas y afiladas que tienen la forma de una coma en el tercer dedo de cada uno de los pies delanteros. Pueden medir hasta 20 cm y son especialmente útiles para cavar o abrir montículos de termitas y nidos de hormigas. 

El Armadillo Gigante no puede enrollarse en una bola defensiva. Generalmente cuando está en peligro, cava una ruta de escape o se va corriendo, a menudo corriendo a terrenos espinosos ya que su armadura le protege. Su postura defensiva es muy parecida a la de los Osos Hormigueros Gigantes – se ponen de pie con sus piernas traseras, usando la cola para equilibrarse y las piernas delanteras para atacar. 

Estado de conservación: Vulnerable, población en descenso.

De Mongabay Latam:

“Los armadillos gigantes proporcionan un servicio muy valioso al ecosistema para el resto de la comunidad ecológica: un refugio de protección de los depredadores y de las temperaturas extremas, además de nuevos recursos alimentarios”

Así lo afirmó a mongabay.com Desbiez, de la Real Sociedad Zoológica de Escocia y director del El Proyecto Armadillo Gigante del Pantanal. 

El refugio al que se refiere son las profundas madrigueras de los armadillos gigantes, que estos animales se ocupan de cavar una media de cada dos días. Usando unas garras que cualquier velociraptor envidiaría –con una que llega a más de 17 centímetros de longitud− los armadillos gigantes cavan madrigueras de hasta cinco metros de profundidad. 

Los armadillos utilizan estas madrigueras para dormir, descansar e incluso para buscar comida, ya que se alimentan principalmente de termitas y otros invertebrados. Pero las madrigueras también tienen otros usuarios. 

Con el uso de cámaras ocultas en 70 madrigueras diferentes en el Pantanal brasileño, Desbiez y su equipo han grabado más de una veintena de especies colándose en el hogar del armadillo con distintos propósitos que van desde mantenerse frescos a cazar. 

Esto hace del armadillo gigante un “ingeniero del ecosistema”, es decir, una especie clave que altera o recrea su ambiente de forma drástica, teniendo efecto en otras muchas especies. Otros ingenieros del ecosistema conocidos son los castores, los elefantes y, por supuesto, nosotros mismos: los humanos son los ingenieros del ecosistema definitivos. (Datos: Wikipedia, Mongabay Latam y otras fuentes)



No hay comentarios: