domingo, 11 de enero de 2009

Unas 10 mil aves migratorias llegan cada año en época de verano a Pantanos de Villa, en Lima


Unas diez mil aves migratorias de diversas especies llegan cada verano a los Pantanos de Villa, en Chorrillos, en busca de un mejor clima y alimento, y brindan cada día un hermoso espectáculo al volar en frondosas bandadas en los alrededores los humedales.

La mayor parte de estos visitantes de temporada lo conforman las Gaviotas de Franklin, aves blancas con alas grises y cabeza negra, que llegan a los Pantanos entre noviembre y diciembre, procedentes de Canadá y Estados Unidos, recorriendo ocho mil kilómetros, para procurarse el alimento diario.

Estas aves llegan para buscar pequeños peces, algas, larvas gusanos y otras formas hidromórficas no profundas en las riberas de las lagunas y en las zonas de charcos, donde al bajar el nivel del agua aumenta la densidad del alimento.

El jefe del Refugio de Vida Silvestre de los humedales, Omar Ubillús, explicó que las horas más propicias para observar a plenitud el vuelo de estas aves es entre las seis y las ocho de la mañana, y luego por la tarde a partir de las tres, cuando la intensidad de sol disminuye y estas especies salen a buscar su comida.

Otra especie que brinda un bello espectáculo es la que corresponde a los llamados Playeritos, aves pequeñas que por su tamaño y rápido movimiento hacen más difícil su observación, por lo que, generalmente, se requiere de binoculares para avistarlas.

Entre los Playeritos se puede distinguir a los Occidentales, los Manchados y otras 12 variedades que se distinguen por el color de su plumaje, tamaño de cabeza o pico, o los colores de sus patas.

En los Pantanos de Villa se pueden encontrar también aves migratorias andinas como el Pato Puna que llega de los valles interandinos, o el Pato Sutro.

Otras aves que llegan a los humedales son las llamadas Perritos, por el sonido que emiten similar a los ladridos de un can.



Se trata de una especie que posee patas largas y elegantes para caminar y parece que vistiera frac, pues tienen el pecho blanco, y la cabeza y lomo negros.

Ubillús anotó que el registro de aves que tiene los Pantanos de Villa revela que estos humedales han recibido en algún momento hasta 209 especies distribuidas en todo el año.

De otro lado, informó que gracias a la cooperación de la ONG italiana Terranuova, se está trabajando el proyecto de una red de los cuatro humedales existentes en la costa central del país como Puerto Viejo, en Cañete; Laguna Paraíso, Medio Mundo en Huacho y Pantanos de Villa.

El objetivo es hacer un monitoreo biológico analizando la calidad del agua, las sustancias presentes en ésta y otros aspectos, para cruzar información y tomar las mejores decisiones para el cuidado de esas reservas naturales.

Otro de los proyectos que se desarrolla es la red de educadores ambientales, con la participación de los profesores de colegios aledaños a esos ecosistemas, a fin de cruzar información y propiciar las vistas de los estudiantes a esas reservas ecológicas.

Fuente: Agencia Andina de Perú – www.andina.com.pe

Foto: Gaviota de Franklin

Blogalaxia Tags , , , , , , , , , , , , , , , , ,
Technorati Tags
, , , , , , , , , , , , , , , , ,

1 comentario:

Gustavo Cardoso Subieta dijo...

Hola Amigos de Naturaleza, animales y Plantas de Perú:

Sigo con frecuencia su sitio, que sin duda es muy educativo, y además que pone en la palestra pública la problemática que todas nuestras ciudades y áreas rurales viven.

Les invito a visitar mi sitio http://observancia.blogspot.com que tiene la temática ambiental, y si podemos intercambiar enlaces o información, estaremos en concordancia con la necesidad de mancomunar esfuerzos.

Desde Bolivia.

Observancia

http://observancia.blogspot.com