lunes, 31 de julio de 2017

Perú es el Centro de las Orquídeas de Latinoamérica - Especies Principales e Historia

Orquidea de Lima
Cloraea pavonii

Perú posee una gran diversidad de orquídeas. De las 30 mil especies de orquídeas, en el Perú crecen más de 3 mil.

Perú presenta la principal concentración de orquídeas, las que se distribuyen también en todo el continente americano.

La diversidad de micro-climas en el Perú facilita el desarrollo natural de una gran variedad de orquídeas. 

Las orquídeas han sido apreciadas desde épocas preincas por las milenarias civilizaciones que existieron en Perú. 

Perú ha emitido estampillas con tres orquídeas peruanas: Stanhopea sp (especie), Psychopsis sp (especie) y Chloraea pavonii. 

La tradición oral cuzqueña ha resaltado a la orquídea Masdevallia veitchiana en una relato Inca, llamado la Leyenda de Waqanki, palabra​ que significa en quechua lágrimas, y en la Masdevallia se aprecia una gotas presentes en los pétalos. Dice la leyenda:

"Durante una premiación al ejército del Inca que regresaba victorioso de una campaña, una de las princesas del Inca se fijó en uno de los jóvenes oficiales del cual queda prendada. No paso mucho tiempo y el Inca es informado de estos amores y monta en cólera por la osadía de un plebeyo al relacionarse con la nobleza. Inmediatamente ordena su captura y ejecución. La bella princesa intercede con el Inca por su amante. El Inca, Hijo del Sol, le perdona la vida pero, no estando satisfecho lo envía con un pequeño destacamento a apaciguar una zona rebelde en el interior de la jungla amazónica, conociendo de antemano la imposibilidad de la misión encomendada y la segura muerte del oficial. Al enterarse la doncella de tan drástica decisión corrió tras las huellas de su amado llorando desconsoladamente. Y dice la leyenda que en la floresta donde caían sus lágrimas brotaban unas bellas flores. Desde ese día a las flores de esta especie se les conoce como orquídeas Waqanki..." 

Las culturas preincas peruanas nombraron a las orquídeas en idiomas nativos: Uritu para la Lycaste, Gaiwampu para la Oncidium, Shacashaca para el seudobulbo, Wapagana para la Sobralia, Waqanki para la Masdevalia,​ Inkill para la Sobralia Altíssima.

En el siglo XVIII, el rey Carlos III de España envía a los botánicos Hipólito Ruiz, José Pavón y Oscar Bonilla a un viaje exploratorio y entre 1777 y 1788 describieron 600 orquídeas en el Perú.

En el siglo XIX, la reina Victoria de Inglaterra también envía exploradores como William Swainson quien recolectaba musgos en el Perú y para resguardarlos las protegía con seudobulbos que encontraba en la selva peruana. En 1818 los seudobulbos florearon en Inglaterra al cuidado de William Cattley y la flor color lavanda tomo el nombre de Cattleya.

El negociante Oversluys llegó en 1892 y recorrió el Perú por siete meses, enviando 17 mil plantas de Cattleya Rex a la compañía Sanders de Inglaterra, vendiéndose cada una a 100 dólares. Oversluys, en enero de 1893 se encontraba en el Río Yanayacu (Loreto) donde escribe: 

"Las plantas están aquí una a una, hemos encontrado un árbol con tres plantas. Están en los árboles más grandes y altos los cuales deben ser cortados con hachas. Todo esta lleno de arbustos y lianas de un dedo de grosor. A cada paso debemos cortarlos para avanzar y despejar el terreno bajo los árboles para buscar en las ramas. La naturaleza ha protegido muy bien a la Cattleya"

El 6 de julio de 2006 el ministro de agricultura, Manuel Manrique Ugarte, determinó la categorización de especies amenazadas en la flora silvestre. En cuanto a orquídeas, 31 especies están casi amenazadas, 220 son vulnerables, 19 en peligro y 65 en peligro crítico (estas últimas tienen una probabilidad de extinción de 20 años). 

Las orquídeas son parte de la cultura peruana. En Junin se colocan orquídeas a manera de adornos en la mesa para recibir a los difuntos el Día de los Muertos. En Tarma se frota la Masdevalia en la lengua de los niños con lenguaje poco desarrollado y se frota la Epidendrum para que caminen. En los pueblos del Departamento de Amazonas las orquídeas del género "sobralia" son llevadas a los nichos de los difuntos como adornos florales el Día de los Muertos. 

La Chloraea pavonii es conocida como la Orquídea de Lima que habitaba el valle del Rímac antes del crecimiento urbano. 

 La Masdevalia veitchiana ha obtenido el premio "Certificado de Primera Clase" otorgado por la "Sociedad de Orquideología de Estados Unidos". 

 La Sobralia Altíssima, fue llamada por los antiguos peruanos Flor Inkill. La planta puede medir hasta 14.30 metros de alto. De allí su nombre en latín.

La Phragmipedium peruvianum ha sido calificada por el Dr. Eric A. Christenson como La más gloriosa orquídea descrita en dos décadas. 

La Stanhopea sp se conoce como Torito y la Psychopsis sp se conoce como Orquídea mariposa, ambas habitan la selva baja. (Datos: Wikipedia)

No hay comentarios:

Páginas vistas en total