miércoles, 25 de febrero de 2009

Guacamayo Rojo - Ara macao



Es uno de los guacamayos más conocidos en América del Sur, son muy sensibles y rápidos ante el peligro.

Esta ave fue admirada en épocas prehispánicas por su bello plumaje color rojo, moteado de azul, verde y amarillo. A pesar que esta ave habita en la Amazonía, sus plumas fueron usadas en la confección de tejidos y vestimentas ceremoniales por las culturas costeñas como Ancón, Paracas y Nazca. Su presencia por estos territorios se debió al intercambio comercial que existió con poblaciones amazónicas.

El guacamayo rojo se distribuye desde México hasta las selvas amazónicas del Perú, Brasil y Bolivia. Actualmente su situación es vulnerable debido a su caza indiscriminada y a la destrucción de su hábitat.

Nombre científico: Ara macao Familia: Psittacidae
Nombres comunes: Guacamayo, wakamayu en lengua quechua.

Descripción morfológica:
El guacamayo Ara macao mide 85cm aproximadamente de la cabeza a la cola. Es de color rojo brillante. Sus alas presentan plumas azules, rojas, amarillas y verdes. Tiene la cola larga color rojo moteada con azul y patas grises. Su pico es curvo hacia abajo, con la base negra y la parte superior algo amarillenta. El guacamayo rojo, al igual que todos los de su especie, se empareja de por vida y vive en la copa de los árboles más altos. Cuando vuela en busca de su alimento emite un potente chirrido anunciando su paso. Y cuando come lo hace en el más profundo silencio. Suele ingerir arcilla de las collpas para desintoxicarse de los frutos verdes que consume.



Piso ecológico:
Esta ave se distribuye en toda la cuenca amazónica de Venezuela, Colombia, Bolivia, Ecuador, Brasil, Guyana, Suriname. En el Perú viven en la selva alta y baja.

Antecedentes históricos:
Hay evidencias de plumas de guacamayos en casi todas las culturas del Perú prehispánico. En la Cultura Ancón las plumas sirvieron para confeccionar vestimentas, abanicos, cetros, penachos, marcadores, varas, llautos y otros. Utilizaron las plumas sin sacrificar a las aves. Los personajes bordados en los mantos Paracas, tienen abanicos de plumas, cuyo uso es simbólico. Cualquiera que haya sido el origen de su significado, tanto el ave como sus plumas ocuparon un sitial de prestigio en el antiguo Perú y hubo varios ritos, ceremonias y sacrificios en los que desempeñaron un papel importante.

Cita de cronista:
" Hállanse en estas Indias muchísimas diferencias de papagayos... y sólo se diferencian en el color de las plumas y en el tamaño. Todos tienen lo más del cuerpo de plumas verdes, unos con un fleco de plumas coloradas junto al pico, otros lo tienen de plumas blancas, y otros los hay con los encuentros de las alas de plumas coloradas; en suma, se hallan pintadas de diversos colores, de verde, colorado, azul, amarillo y blanco. Los papagayos grandes no son entre sí iguales, porque unos hay mucho mayores que otros..." B. Cobo (VIII,45)


Mito o leyenda:
Se cuenta que un cazador descubrió un nido de guacamayos en el hueco de un tronco completamente erizo, encantado por la mirada de la cría, quiso poseerlo. Fabricó un andamio para hacerlo, pero siempre la noche le llegaba sin poder alcanzar el nido, además al llegar el día siguiente el andamio siempre estaba destruido. Un día pidió la ayuda de su cuñado... así pudo llegar al nido donde, para sorpresa, no encontró a una cría de guacamayo, sino a un niño. Lo bajaron y fue criado por el cazador y su esposa... con el tiempo el niño se convirtió en un gran cazador y muy hábil en el cultivo... Un día cuando éste, trabajaba la chacra, se encontró con los guacamayos, que era su verdadera familia, y le pidieron que regrese con ellos.... él no quiso porque estaba bien con sus padres adoptivos.... Con el tiempo el joven creció en la chacra, y decidiendo levantar un tambito para vivir allí, donde sólo sus padres adoptivos lo visitaban llevándole la comida. Nuevamente sus parientes guacamayos regresaron para llevárselo, pero esta vez el joven les prometió que se iría con ellos, si primero le ayudaban a terminar la chacra... fue así que se pusieron a trabajar toda la noche, para que luego por la mañana abandonaran la chacra junto al joven. Su padre adoptivo al ver esto, lo siguió hasta la espesura del bosque, para retenerlo, pero el muchacho ya no le entendía, y mas bien le pidió que regrese... pero cuando lo hizo, ya era muy tarde el bosque se cerró, no encontrando el camino de regreso, muriendo de hambre y desesperación.

Situación de la especie:
La variedad Ara macao se encuentran en situación vulnerable en el Perú, según el Decreto Supremo 013 - 99 - AG, del Instituto Nacional de Recursos Naturales - INRENA.

Además, esta ave está registrada en el Libro Rojo de las especies en vías de extinción en los apéndices 1 y 2 de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre CITES, suscrito y ratificado por el Perú.

En Perú actualmente está protegida en el Parque Nacional del Manu en Madre de Dios y la Reserva Nacional Pacaya Samiria en Loreto.

Fuente: Museo de Antropología, Arqueología, e Historia de Perú

Páginas vistas en total