jueves, 21 de mayo de 2015

Urgentes Medidas de Protección Requiere el Oso Andino o de Anteojos para Evitar su Extinción

Oso Andino o de Anteojos peruano - Tremarctos ornatos

El oso andino o de anteojos peruano - Tremarctos ornatos - se encuentra en grave peligro de extinción principalmente por la cción humana.

Sus lugares de su residencia son invadidos y destruídos por agricultores, extractores forestales, cazadores y otras formas de actividad humana. 

El oso de anteojos es 90% frugívoro y vegetariano y 10% carnívoro. Prefiere las bromelias conocidas como "achupallas", una planta parecida a la "penca" que crece en forma epífita sobre la corteza de los árboles y la superficie de las formaciones rocosas. 

En la Zona Reservada Megatoni, un corredor biológico que une al Parque Nacional Manu con el Parque Nacional Otishi, en la Cordillera de Vilcabamba, ha sido avistado comiendo frutos silvestres de las especies "moráceas", "lauráceas" y ericáceas". 

En los bosques secos de Chaparri y Laquipampa (departamento de Lambayeque) virtualmente arrasa con los frutos de la chirimoya, "sirumba" o güaba, overo (cordia lutea) y toda clase de cactus silvestres. 

Su predilección se extiende a las "puyas", cuyas espinas no le impiden comerlas; el tallo del "pasayo", un árbol abundante en el bosque seco, los bulbos de las orquídeas y unas cañas silvestres, semejantes al bambú asiático, conocidas como "chusquia" y "neurolepis", que le proporcionan un delicioso jugo. 

También consume los frutos de una palmera abundante, conocida como ceroxylum.sp, para lo cual asciende hasta la cima de la planta gracias a sus dotes de trepador, que le ha permitido coronar árboles hasta de 30 metros de altura. 

A veces sale del bosque para asolar chacras de papa, caña de azúcar y maíz, productos que lo enloquecen, por los cuáles normalmente pierde la vida, pues los agricultores no le perdonan la incursión y lo matan en el lugar donde lo sorprenden. 

El 10% de su dieta carnívora corresponde a venados, conejos y se presume que también ganado vacuno, pues se han encontrado restos en su hábitat. 

Figueroa y Stucchi no creen a pie juntillas la acusación de que ataca ganado vacuno, y más bien aceptan que el oso de anteojos es carroñero.

La "fragmentación" o destrucción de su hábitat es creciente y alarmante, y significa que en una extensión amplia del bosque donde mora se forman espacios o claros por acción de los "rozos" que hacen los agricultores para ganar tierras y la tala ilegal para apropiarse de madera. 

Tanto el oso anteojos, como los otros mamíferos del bosque, que antes vivían en el punto A ya no pueden ir al punto B porque entre ambos hay un área ocupada o depredada. Si el animal se atreviera a cruzar entre esos dos puntos sería cazado, pero no lo hará porque allí hay una población diferente, extraña y agresiva. 

Esta "fragmentación" de su hábitat está actualmente en práctica en los bosques de Amazonas, San Martín, Cusco, Lambayeque y Cajamarca. (Datos: Fuentes Varias)

domingo, 10 de mayo de 2015

Jergón - Bothrops atrox......La Serpiente Más Temida de Perú

Jergón - Bothrops atrox

Recientemente en Perú, una junta de médicos del Hospital Las Mercedes de Chiclayo decidió amputar un brazo a una niña de 9 meses de edad, natural del distrito de Río Santiago. Amazonas, en la selva peruana, debido a que se necrotizó la herida causada en el brazo izquierdo por la mordedura de una serpiente Jergón. El suero antiofídico que le aplicaron no dió el resultado esperado, aparentemente por un deficiente método de uso.

Jergón - Bothrops atrox es una especie de serpiente de la subfamilia Crotalinae; es la serpiente más temida en la América del Sur, junto con la shushupe - Lachesis muta. 

Se considera que es el reptil que más muertes causa. Es muy agresiva y se le puede encontrar no solo en los bosques, sino en centros urbanos. Es susceptible, fácil de provocar y muerde con relativa frecuencia.

Es muy temida por su potente veneno que es particularmente letal y de acción rápida.

Esta serpiente se alimenta ante todo de pequeños mamíferos, pájaros, lagartijas y serpientes. Detecta a los animales de sangre caliente al percibir su calor corporal por medio de fosetas loreales, un órgano ubicado entre los ojos y el hocico del animal. 

Se camufla cerca de caminos a la espera de sus presas. 

Puede tener diversos colores: desde marrón, pasando por el verde oliva hasta el gris. 

Bothrops atrox es una especie terrestre, y los adultos por lo general tienen un tamaño de 75-125 cm y un cuerpo moderadamente pesado. Las informaciones sobre su tamaño máximo no están claras, ya que esta especie se confunde a menudo con B. asper. Soini (1974) menciona que en una serie de 80 muestras recogidas en el noreste de Perú, el más grande fue una hembra de 138,8 cm. Campbell y Lamar (2004) midieron una hembra con un tamaño total de 162 cm.

La escamación incluye 23-29 (usualmente 23-25) filas de escamas dorsales a la mitad del cuerpo, 169-214/177-214 escamas ventrales en los machos/hembras, 52 a 86 (generalmente 75 o menos) escamas subcaudales en los machos, que suelen ser dividido, y 47-72 subcaudales en las hembras. 

En la cabeza, la escama rostral es casi tan alta, o ligeramente superior, que el ancho. Hay 3-11 (generalmente 5-9) escamas carenadas intersupraoculares, 7-13 (generalmente 8-11) escalas sublabiales, y 6-9 (normalmente 7) escamas supralabiales, la segunda de las cuales se fusiona con la escama prelacunal para formar una escama lacunolabial.

El patrón de coloración puede variar. El color de fondo puede ser oliva, marrón, beige, gris, amarillo, o (raramente) un color pardo herrumbroso. 

Las marcas del cuerpo y el contraste pueden variar también: en algunos especímenes el patrón queda bien definido, mientras que en otros puede ser prácticamente inexistente. Sin embargo, en general el patrón del cuerpo consiste de una serie de manchas dorsolaterales que son rectangulares o de forma trapezoidal y se extienden desde la primera fila de dorsales a la mitad de la espalda. Estas manchas pueden alternar en toda la línea media, a menudo fusionando para formar bandas. 

El vientre puede ser blanco, crema o gris amarillento, con una creciente cantidad de gris a negro que puede desvanecerse bajo la cola. 

Por lo general, la cabeza no tiene otra marca que una franja postocular moderadamente ancha que va desde detrás del ojo hacia la comisura de los labios. 

El iris es de tono dorado o de bronce, con diferentes grados de reticulación de negro. 

La lengua es de color negro.

El hábitat natural de esta especie son las selvas tropicales de Perú y América del sur. A pesar de la vasta destrucción de los bosques tropicales, Bothrops atrox se mantiene entre los más numerosos de la subfamilia de las víboras y no está en peligro de extinción.

El área de distribución de Bothrops atrox incluye el este de Perú, sudeste y noreste de Colombia, el sur y el este de Venezuela, Guyana, Surinam, Guyana Francesa, el este de Ecuador, el norte de Bolivia y la mitad norte de Brasil.

Aunque por lo general es una serpiente terrestre, es también una excelente nadadora y trepa a los árboles, incluso cuando sea necesario para llegar a la presa. 

Por lo general es nocturna, pero puede buscar alimento en cualquier momento del día si fuera necesario. 

Su dieta principal incluye mamíferos pequeños y aves, aunque también incluyen ranas y lagartijas. Las presas de tamaño mayor, son mordidas y dejadas libres hasta que el veneno tenga su efecto.

Después del apareamiento, las hembras con embriones en desarrollo se mueven dentro y fuera del sol para mantener una temperatura constante. El período de gestación es de aproximadamente 3-4 meses, con un promedio de 60 hasta 80 crías por camada. Al nacer las crías tienen un tamaño de unos 34 cm, un colorido más brillante que los adultos, y una cola de color amarillo o beige. Nacen con glándulas venenosas y son peligrosas desde el comienzo. 

Estas serpientes se encuentran frecuentemente en plantaciones de café y banano en busca de presas, principalmente roedores. Pueden permanecer quietas durante horas, camufladas y casi imperceptibles, y golpear con gran velocidad. Los trabajadores rurales pueden ser mordidos por estas serpientes durante sus labores. La mordedura de Bothrops atrox es muy peligrosa, conteniendo una hemotoxina cuyos síntomas son dolores locales y grandes inflamaciones que llegan al torso. Genera falla aguda de los riñones, problemas de coagulación, necrosis, y fallas en el sistema cardiovascular. 

La tasa de mortalidad solía ser elevada, pero hoy en día el tratamiento suele ser posible si la víctima recibe atención médica a tiempo. El promedio de rendimiento del veneno es 124 mg, aunque puede llegar hasta 342 mg. La dosis mortal en los seres humanos es sólo 62 mg. 

Primeros auxilios: El método de presión-inmovilización no debe usarse. Se debe dejar quieta la parte afectada. El paciente debe ser transportado acostado a una clínica. Otras medidas hasta llegar al centro médico deben hacerse de manera sintomática. Existe antídoto pero hay que saberlo aplicar. (Datos: Wikipedia)

viernes, 8 de mayo de 2015

Descubren Nueva Especie: la Lagartija Andina de Machu Picchu - Género Proctoporus

Lagartija Andina de Machu Picchu 

Científicos peruanos y de España, con el apoyo de los guardaparques del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp), descubrieron una nueva especie de lagartija en el Santuario Histórico de Machu Picchu en Cuzco, Perú.

La nueva especie, perteneciente al género Proctoporus, fue registrada en la región de puna húmeda y bosques montanos entre los 2 mil 760 a 2 mil 800 metros de altitud. 

Se distingue de otras especies de lagartijas por la combinación única de carácteres morfométricos, escamación y características especiales en los patrones de coloración. 

El nombre propuesto para su denominación es “Lagartija andina de Machu Picchu”. 

Los bosques montanos y puna húmeda son ecosistemas únicos que contienen una diversidad biológica caracterizada por su alto grado de singularidad y rareza. Además, se encuentran seriamente amenazados.

En Machu Picchu estos ecosistemas se desarrollan en dos ámbitos importantes: Wiñaywayna y Aobamba. 

Este descubrimiento se realizó en el marco del estudio realizado por los investigadores Luis Mamani y Juan Carlos Chaparro del Museo de Historia Natural de la Universidad Nacional San Antonio Abad del Cuzco y Noemí Goicochea del Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC) de España, los que contaron con el apoyo del equipo de guardaparques.

Este descubrimiento refuerza la importancia de continuar con el desarrollo de investigaciones y monitoreos biológicos al interior de las áreas protegidas de Perú. (Datos: Agencia Andina)

Páginas vistas en total