lunes, 24 de noviembre de 2014

Marañón o Cashú - Anacardium occidentale

Marañón o Cashú

No hay sabor más delicioso que el de la semilla del árbol denominado Cashú o Marañón, el que supera al de las semillas de otras nueces.

El Marañón, Anacardium occidentale, conocido vulgarmente como cashú, es un cultivo originario de la amazonía peruana, encontrándose también en la parte Brasilera, y zonas selváticas de otros países latinoamericanos.

Españoles y portugueses llevaron las semillas a la India en 1568 y a partir de ahí fue introducido en el sudoeste asiático, llegando a África en la segunda mitad del siglo XVI. 

Estados Unidos hizo las primeras importaciones de semillas desde la India en 1905. 

Desde 1905 a 1914 las semillas van hacia Francia e Inglaterra. 

Marañón o Cashú

Se caracteriza por ser un árbol de altura aproximada entre 5 y 7 metros, perenne y cuyo tronco se ramifica a muy baja altura. 

La vida de un árbol de marañón es de alrededor de 30 años.

Produce frutos a partir del tercer año de vida. 

Existen dos especies diferenciadas. El llamado anacardo rojo y el anacardo común. El anacardo rojo se caracteriza por su color y su forma más alargada, asociada en algunas culturas con la fertilidad. Curiosamente, necesita de climas húmedos (incluso nórdicos) para crecer. 

El Marañón crece en climas tropicales húmedos, con temperaturas medias entre los 20 y los 30° C, con una precipitación anual de 600 a 2000 mm o más, a una altitud menor de los 1000 msnm. 

Se multiplica comúnmente por semillas, aunque también por acodo aéreo. Tiene crecimiento rápido, requiere zonas libres de frío y, es poco exigente en cuanto a suelos. Su producción aumenta considerablemente bajo cultivo en suelos más favorables. 

Marañón o Cashú

El tronco de 10 a 30 cm de diámetro y 5 a 7 metros de altura, exuda una resina que se emplea como goma. 

Las hojas son simples, alternas, obovadas, de 6 a 24 cm de largo y 3 a 10 cm de ancho, glabras, con el ápice redondeado, cortamente pecioladas. Inflorescencias en panículas terminales de numerosas flores verdes o amarillentas, aromáticas, de 10 a 20 cm de largo, masculinas o femeninas, Cáliz con 5 sépalos; corola con 5 pétalos linear-lanceolados, de 7-8 mm de largo, verdosos con una franja rojiza.

El Marañón crece silvestre. Los cultivos requieren del riego en verano, es decir, en el período de sequía. 

El fruto consta de dos partes: el seudofruto y la nuez. 

El seudofruto es el resultado del desarrollo del pedúnculo en una estructura carnosa característica de esta planta que se desarrolla y madura posteriormente a la nuez. Su uso está relacionado con la fabricación de mermeladas, conservas dulces, jaleas, gelatinas, merey pasado, merey seco, vino, vinagre, jugos, etc. También puede consumirse como fruta fresca. 

El seudofruto, cuya corteza es de color magenta o rojizo al madurar y su pulpa es de color amarillo naranja, tiene un sabor extremadamente agrio, dulce y astringente, además es muy jugoso. 

Marañón o Cashú

El fruto real es la nuez, localizada en la parte externa del pseudofruto y adyacente a este. 

Es de color gris con forma de riñón, duro y seco de unos 3 a 5 cm, en donde se aloja la semilla. 

En el pericarpio de la nuez, específicamente en el mesocarpio, se aloja un aceite sumamente cáustico, de color café oscuro y sabor picante denominado cardol, formado por ácido oleico (C18H34O2) en un 55 a 64% y linoleico de 7 a 20% básicamente, además, es muy aplicado en la industria química para la producción de materiales plásticos, aislantes y barnices. 

En la medicina es utilizado como materia prima para crear medicamentos y utilizado por las industrias en todo el mundo como componente de productos para insecticidas, pinturas, etc.  
La semilla tiene una gran demanda a nivel mundial por sus propiedades nutricionales, además es utilizada en la repostería y muy recomendada en la dieta alimentaria. 

A la corteza se le atribuyen propiedades medicinales, para curar diarreas, disenterías, infecciones de la garganta, hemorragias y cicatrizar heridas; también se usa para curtir pieles. Con la madera se fabrican mangos para herramientas. (Datos: Wikipedia y otras fuentes)

Marañón o Cashú

sábado, 15 de noviembre de 2014

Cocona - Solanum sessiliflorum

Cocona, Solanum sessiliflorum

La cocona, Solanum sessiliflorum, es una especie fanerógama perteneciente a la familia Solanaceae.

La Cocona es originaria de la amazonía de Perú, y existe también en Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador, y Venezuela.

Es una planta de crecimiento rápido, al principio herbácea y luego semileñosa. Mide de 80 cm a 2 m de altura. Los tallos son cilíndricos con pubescencia dura y grisácea, ramifica desde cerca del suelo, tiene ramas robustas y hojas simples, alternas, de 30 cm × 26 cm , de margen ondeado o serradas con cara superior cubierta de pelusa dura y blancuzca. 

La inflorescencia es axilar en racimos. Sus flores son más grandes que las de la papa, miden de 4 a 5 cm de diámetro, con cáliz de cinco sépalos duros, triangulares; corola con cinco pétalos de color blancuzco o ligeramente amarillo a verde claro. 

El fruto varía desde casi esférico u ovoide hasta ovalado, con 4 a 12 cm de ancho y 3 a 6 cm de largo, peso entre 24 y 250 g, color desde amarillo hasta rojizo. La cáscara es suave y rodea la pulpa o mesocarpio, grueso, amarillo y acuoso. Se parece a un tomate estándar redondo en forma. Su coloración amarillenta tanto como su piel es parecida a un pepino amarillo. 

Requiere de temperaturas medias entre 18 y 30'C, sin presencia de heladas, y con precipitación pluvial entre 1.500 y 4.500 mm por año. Altitudes desde 0 hasta los 1.500 m.s.n.m.

Se beneficia de una sombra ligera durante sus primeros estados de desarrollo. 

Crece en suelos ácidos de baja fertilidad, como en suelos neutros y alcalinos de buena fertilidad, con textura desde arcillosa hasta arenosa. 

La propagación se da tanto en forma sexual (semillas) como asexual (estacas, injertos). La propagación por semilla botánica, es la metodología más sencilla; los frutos contienen de 1200 -1400 semillas por fruto con un peso total de semillas de 3,2 g. Se siembran las semillas en almácigos bajo sombra, regando la semilla en surcos corridos, en cajones de 1 x 1 x 0,2 m con sustrato de aserrín húmedo descompuesto y desinfectado, y cubrirlos con 0,5 cm del mismo sustrato. La germinación ocurre 15-30 días después de la siembra. Cuando las plántulas desarrollan 4 hojas, están listas para el pase directo a bolsas plásticas, conteniendo sustrato mezclado de tierra negra, arena y materia orgánica descompuesta en la proporción 1:1:1. Transcurridos 2-3 meses, las plantas alcanzan 20-25 cm de altura y están listas para al trasplante al campo definitivo. 

La propagación asexual o vegetativa se realiza por estacas e injerto. El primer método utiliza estacas semi-leñosas de 1 cm de diámetro por 30 cm de largo, y consiste en colocar las estacas lo más inclinada posibles, en el sustrato de aserrín húmedo descompuesto y desinfectado, a fin de asegurar el enraizamiento rápido y el brotamiento efectivo. 

Cocona, Solanum sessiliflorum
La producción empieza a los seis meses del trasplante, con fructificación contínua durante uno a dos años. Las plantas requieren de buena radiación solar durante el período de fructificación. 

Plantas con frutos pequeños (25 a 40 g) producen entre 119 y 87 frutos; plantas con frutos medianos (40 a 60 g) producen entre 95 y 83 frutos y plantas con frutos grandes (141 a 215 g) producen entre 39 y 24 frutos. 

Las principales plagas detectadas en huertos caseros son Planococcus pacificus Cox (cochinilla de frutos maduros), Corythaica cyathicolla Costa (insecto adulto y larva de color cenizo) y Phyrdenus muriceus Germar (curculiónido de color amarillo que produce necrosis negras con malformación de los frutos). 

Algunos estudios efectuados en Perú indican la existencia de más de 25 biotipos, habiéndose seleccionado 11 promisorios para su utilización comercial. 

La Cocona se cultiva en Perú y países de Sudamérica como Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador, y Venezuela a menos de 700 msnm para ser utilizada en el consumo humano. 

La pulpa del fruto se usa para hacer jugos, néctares, mermeladas, dulces, compotas y, en ocasiones, para consumo fresco como hortaliza o preparada en encurtidos y ensaladas.

También puede crecer como planta ornamental de interior.

Los frutos son perecederos. Pueden conservarse a temperatura ambiente, con buena aireación y bajo sombra hasta 5 días, luego se inicia el deterioro. 

La pulpa puede conservarse en refrigeración por tiempo prolongado. 

La cocona es rica en hierro y vitamina B5 (ácido pantoténico); el volumen del jugo es de hasta 36 cm3/fruto y el grado Brix de 4-6. (Datos: Wikipedia)

Cocona, Solanum sessiliflorum

Propiedades de la Cocona: 

Es rica en hierro y vitamina B5, así como en minerales como el calcio, el fósforo y en fibra. Tiene también pequeñas cantidades de elementos fundamentales para gozar de una buena salud como son: caroteno, tiamina y riboflavina. 

La cocona es útil para tratar dolencias relacionadas con el alto colesterol y la diabetes, ya que tiene un bajo contenido de azúcares y es capaz de otorgar los beneficios de los componentes anteriormente citados sin las desventajas de otras frutas. 

También es usada para tratar la anemia, por su contenido de Hierro.

Se le asocian también propiedades curativas relacionadas con el mal funcionamiento de los riñones. 

La cocona es un fruto diurético y además, tomado directamente como extracto natural, es capaz de bajar los altos niveles de ácido úrico que resultan perjudiciales en general.

La cocona sirve también para preparar aceites y lociones capaces de curar más rápidamente las quemaduras. 

Lista de Componentes Nutricionales:

-Carbohidratos 

-Hierro.

-Vitamina B5 (Niacina) 

-Calcio

-Fósforo 

-Caroteno 

-Tiamina (Vitamina B) 

-Riboflavina (Vitamina B12). 

-Ácido Ascórbico (Vitamina C).

Páginas vistas en total