sábado, 21 de abril de 2007

Pelícano


Ave marina típica de las corriente del Humbolt, y segunda ave productora del valioso guano de las islas en el Perú. Mide 1.3 m de longitud, y tiene el cuerpo y alas con rayas grises con blanco. Posee un pico muy largo que lo caracteriza. Viven y anida en las partes llanas de las islas y puntas de la costa norte y sur del país, y recorre hasta 80 km diarios en busca peces para alimentarse.

Antiguamente fue venerada por las culturas prehispánicas de la costa, porque de ella obtenían fertilizante natural para sus cultivos. Los pobladores de Chancay y Chimú, lo representaron en su arte textil en forma naturalista. Actualmente el pelícano se encuentra en situación vulnerable debido, principalmente, a la disminución de la anchoveta que es su principal sustento.



Nombre científico: Pelecanus occidentalis Familia: Pelecanidae
Nombres comunes: Pelicano Marrón, Pelicano, Alcatraz, Huajache


Descripción morfológica:
Ave marina de aproximadamente 1,3 metros de longitud con hasta 7 kilos de peso. Tiene el cuerpo y alas con rayas grises con blanco. Su pico es largo, amarillento en los lados con punta rojiza. El color de su cabeza varía según las estaciones, claro en el invierno y oscuro en el verano. Su vuelo es de aleteos lentos y torpes. Anida en colonias en las partes llanas de islas y puntas costeñas. Pone de dos a tres huevos color blanco, que incuban la hembra y el macho, por espacio de un mes.


Piso ecológico:
Se distribuye en la costa occidental de Sudamerica desde Tierra de Fuego en Chile hasta el norte del Perú.

Antecedentes históricos:
En las culturas prehispánicas de la costa como Chimú y Chancay, se aprovecharon las deyecciones de las aves guaneras como el pelícano, para fertilizar los cultivos. Existió una reglamentación que protegía a las aves, llegando incluso a castigar con la pena de muerte a los que ahuyentaban o destruían a los pájaros guaneros. F. Engel describe tubos de hueso de pelícano de 8 a 12 cm de largo ubicados en el sitio Río Seco de León, al norte de Chancay , y los relacionó con inhaladores de alguna sustancia alucinógena.

Cita de cronista:
"Era del tamaño de un pavo de la tierra; toda ella de pluma blanca, fuera de los extremos de las alas y cola, que eran de color pardo; tenia las uñas y pico de ave de rapiña; y como la tuviese el arzobispo en su huerta, echaron de ver que a tiempos traía el pecho lastimados manchado de sangre, porque lo hería con el pico, de donde coligieron que sin duda era pelícano, y le pusieron este nombre" B. Cobo (VIII, 20)

Mito o leyenda:
Se cuenta que el pelícano fue un pescador de origen plebeyo y solitario que pretendió el amor de una de las vírgenes del sol. De niño vivió en una isla desierta, ignorante de las pasiones humanas y de la belleza femenina. Una mañana, en busca de peces arribó a las costas y se internó en los llanos y convivió con sus habitantes, gozando así de comodidades que nunca tuvo. Allí conoció a Cora Fisan virgen que hilaba para los dioses y de la cual se enamoró. Ésta se encontraba quemando el sobrante de la lana y algodón, junto con huesos de llamas, y cuyas cenizas se ofrecía al sol. La ignorancia del pescador le hizo pensar que que el culto se lo dedicaba a él. Ello aumentó su ego, y creyéndose hijo de otro mundo, con mejores derechos y superior a los demás, increpaba a sacerdotes y desdeñaba ídolos. Su actitud enfureció al supremo guardián de la ley eterna, quien castigó su osadía, convirtiéndolo en pelícano Desde entonces cuando va de pesca se precipita desde lo alto hasta el mar, como si viniera del sol, ostentando gallardía, elegancia y parsimonia, pero algo torpe, como un triste remedo de realeza y abolengo.

Situación de la especie:
Esta especie se encuentra en situación vulnerable en el Perú, según el Decreto Supremo 013 - 99 - AG del Instituto Nacional de Recursos Naturales - INRENA. Actualmente se encuentra protegida en el Santuario Nacional Manglares de Tumbes.

Fuente: Museo de Arqueología, Antropología, e Historia de Perú

No hay comentarios:

Páginas vistas en total