miércoles, 23 de noviembre de 2016

Gato Andino - Leopardus jacobitus

Gato Andino - Leopardus jacobitus

El Gato Andino - Leopardus jacobitus, es una especie de mamífero carnívoro de la familia Felidae.

Es originario de Perú, aparece en los andes del centro y sur peruano. También se le encuentra en algunas zonas de Bolivia, Chile y Argentina.

Llega a alcanzar de 60-80 cm de largo, más la cola de unos 35 cm; la altura a los hombros llega a 35 cm; pesa entre 4 y 7 kg.

Posee un pelaje largo, en especial en la región dorsal; con manchas color café o rojizo de forma variable (fajas, estrías, puntos) sobre un fondo plomizo o grisáceo; algunas veces presenta aspecto atigrado con fajas verticales paralelas bajando del dorso a los flancos. La cola fajada con siete a nueve anillos oscuros, tiene la punta blanca, igual que la parte ventral; salpicado por puntos negros en patas, mejillas, labios, zona periocular. 

Las orejas son grandes y ligeramente redondas, las patas robustas, manchadas de color negro,con plantas de color café. 

Habita en la cordillera de los andes, desde los 3000 a 5000 msnm.

Muestra un comportamiento tranquilo y,al parecer no se siente perturbado por la presencia humana ya que tolera la cercanía de observadores sin mostrar mayor temor. 

Se alimenta de roedores de pequeño y mediano tamaño de los géneros Abrothrix, Chinchilla, Lagidium, Ctenomys, y Phylotis, entre otros, además de aves acuáticas, terrestres, huevos y reptiles. 

Es una especie en peligro de extinción.

Gato Andino - Reserva Paisajística Nor Yauyos Cochas - Video: hartachamba


Gato Andino - Leopardus jacobitus

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Mono Tití o Frailecillo - Saimiri sciureus

Mono Tití o Frailecillo - Saimiri sciureus

Mono Tití o Frailecillo - Saimiri sciureus, es un primate originario de Perú, que aparece también en la amazonía de Ecuador, Colombia Venezuela, Brasil y las Guayanas.

Son primates arbóreos, pequeños y ágiles, con pelo corto y de apariencia esbelta.

Posee cola larga, no prensil, con la porción terminal de color negro. 

En edad adulta, su cuerpo mide entre alrededor de 72±10 cm de la cabeza a la cola, y pesa entre 0.55 kg y 1.25 kg.

Se caracteriza por una máscara facial blanca en el rostro, donde resalta el hocico negro (o castaño oscuro), la que forma un arco “gótico” encima de los ojos, formando una V blanca. 

Su cuerpo (cabeza, dorso, flancos, parte externa de los miembros y la mayoría de la cola) es color gris oliváceo con algo de amarillento. La espalda suele ser canela amarillento, y el vientre blanco o blanco amarillento, mientras que el último tercio de la cola es negro.

Su locomoción es principalmente cuadrúpeda, prefiriendo ramas de uno o dos centímetros de diámetro.

Se puede encontrar en gran variedad de hábitats. Sobrevive incluso en los bosques remanentes en áreas donde la actividad humana ha cambiado el hábitat natural, siempre y cuando haya suficiente suministro de frutas e insectos. Dada su capacidad de sobrevivir en ambientes alterados por el hombre, no se considera una especie amenazada. No ha sido documentado a más de 100 metros sobre el nivel del mar.

La caza con destino al mercado de mascotas, factor principal de amenaza a la especie, es considerable.

En Perú, puede ser visto en las Regiones de San Martín y Loreto, en la amazonía de Perú, en la orilla norte de los ríos Marañón y Amazonas. 

Son de hábitos diurnos y principalmente arbóreos, sin embargo, es común verlos descender al suelo y recorrer distancias relativamente largas.

Forman grupos que, dependiendo del ambiente en que se encuentren, pueden tener desde 10 hasta unos 500 individuos, estando todos compuestos por varios machos y varias hembras, además de los jóvenes y de los infantes. No es muy territorial, evitando generalmente los conflictos cuando se encuentra con otros grupos. 

Al igual que la mayoría de los monos pequeños, es muy activo en los niveles bajo y medio del bosque.

Es una especie principalmente frugívora-insectívora. Se alimentan de frutas, bayas, nueces, flores, brotes, semillas, hojas, gomas, insectos, arácnidos y pequeños vertebrados, sin embargo, su tracto digestivo, más bien corto, hace que esté más adaptado a aprovechar los insectos que las plantas.

Suele buscar y consumir mayormente frutas en las primeras horas de la mañana, disminuyendo su búsqueda y prefiriendo insectos conforme avanza el día.

Poseen un sistema polígamo de apareamiento, sin embargo, uno o dos machos copulan con mayor frecuencia que los demás miembros del grupo.

En estado natural y en algunos laboratorios, Saimiri muestra una clara estacionalidad reproductiva, que parece estar más relacionada con el aumento y disminución en las precipitaciones que con la temperatura.

La gestación dura 145 días, y los nacimientos, de una cría, se dan principalmente entre febrero y abril, temporada de abundancia de artrópodos.

Las primeras dos semanas las crías permanecen durmiendo y alimentándose principalmente y en contacto directo con su madre. A partir de 2 - 5 semanas después empiezan a separarse de la madre y a ser cargadas por otros miembros del grupo. Los jóvenes son destetados a los seis meses. Los machos alcanzan la madurez sexual a los 2.5 - 4 años y las hembras a los cuatro años.

La actividad reproductiva masculina sería estimulada, en parte, por señales olfatorias y de otros tipos por parte de las hembras; las hembras, por su parte, tienden a tener cierta preferencia por los machos que ganen la mayor cantidad de peso en los dos meses previos a la estación de apareamiento.

Tiene muchos predadores potenciales. Emiten vocalizaciones de alarma cada vez que ven, entre otras, aves grandes, serpientes, felidos o canidos. 

La principal amenaza a la especie es la degradación del hábitat, debido a su alto requerimiento de espacio, se les suele atrapar para venderlos en el mercado de mascotas. (Datos: Wikipedia)

domingo, 6 de noviembre de 2016

Los Transgénicos No Benefician a los Agricultores y Menos al Público Consumidor

Países con Cultivos que Usan Semillas Transgénicas

Greenpeace rebate cada una de las declaraciones que las corporaciones agrobiotecnológicas esparcen por todo el mundo para justificar la siembra y consumo del maíz y soya transgénicos:

Mito: Es posible la coexistencia entre cultivos transgénicos y convencionales 

Realidad: Los cultivos transgénicos contaminan los cultivos convencionales, los orgánicos, los alimentos y la miel. Cuando se cultivan fuera del laboratorio es imposible parar el curso normal de la naturaleza: de los insectos, de la polinización o las corrientes de aire. Por ello la contaminación se expande de manera natural e inevitable. Si el maíz transgénico contamina las plantas nativas de maíz, estamos en peligro de perder estas plantas madre que son el origen de todas las variedades de este grano, lo que sería un desastre mayúsculo. 

Mito: Es imposible detener la tecnología transgénica 

Realidad: Hasta ahora la mayoría de los transgénicos se cultivan sólo en cuatro países: Estados Unidos, Argentina, Canadá y Brasil. Otros países se han opuesto a su cultivo. A más de una década de sus inicios, la industria biotecnológica no ha logrado imponerse, debido a todos los riesgos ambientales, económicos y de salud que conlleva y a que no resuelve ningún problema del campo. En México, a pesar de que en 2009 se aprobaron las siembras experimentales de maíz transgénico, el rechazo a esta tecnología entre campesinos, consumidores y científicos independientes es creciente.

Mito: Es seguro para el medio ambiente. 

Realidad: Gran parte del maíz transgénico es del tipo Bt que fue manipulado para producir un insecticida que ataca al gusano barrenador europeo, pero también perjudica a otros insectos que ayudan a controlar plagas, entre ellos la mariposa monarca. Esta toxina se acumula en los suelos de cultivo y por lo mismo podría afectar su fertilidad a largo plazo. 

Mito: Es seguro para la alimentación humana. 

Realidad: La industria biotecnológica se ha negado a hacer pública la información vital que demuestra los problemas para la salud humana por el consumo de alimentos transgénicos. Científicos han revelado que Monsanto omitió reportar efectos negativos serios, como los signos de toxicidad en los órganos internos de las ratas. 

Mito: Se necesita para combatir al cambio climático. 

Realidad: Estudios independientes confirman que el etanol de maíz es no sustentable como método de bioenergía. El uso de maíz para este uso eleva los precios de los alimentos y amenaza la seguridad alimentaria. La reducción de CO2 es mínima debido a la energía que se usa para fabricarlo. 

Mito: Brinda beneficios económicos 

Realidad:Por el contrario, las compañías productoras de semillas transgénicas ofrecen préstamos a campesinos pobres para que compren sus caras semillas. Al final los campesinos terminan con deudas y se ven forzados a adquirir más préstamos. Ya sea por comprar semillas o por contaminación "accidental" cientos de productores estadounidenses se han visto forzados a pagar millones de dólares. Y dado que las semillas transgénica no tienen los altos rendimientos que prometían, lo único que hacen es enganchar a los productores a paquetes tecnológicos más caros y dañinos para la biodiversidad. 

Mito: Ayudará a reducir el hambre 

Realidad: El hambre es un problema de distribución y de falta de recursos. Son demasiadas las personas que no pueden tener acceso a los alimentos básicos, no porque haya escasez de éstos, sino porque no tienen suficientes ingresos para ello. Las semillas transgénicas no están diseñadas para resolver el hambre del mundo sino para producir ganancias para las corporaciones. 

Perú rechaza el uso de semillas transgénicas importadas. Por el contrario, ha creado el Banco de Germoplasma destinado a salvaguardar y mejorar la riqueza genética que posee en plantas y animales autóctonos. Perú prefiere dar impulso a los cultivos orgánicos, los únicos que no perjudican la salud humana.

Plantas Medicinales Peruanas Entre las Más Buscadas

  Productos de la Medicina Tradicional Peruana Desde más de 5 mil años atrás, los peruanos hacen uso intensivo de la medicina ancestr...