domingo, 13 de febrero de 2011

La Minería Ilegal Destruye Madre de Dios



La minería informal provoca daños irreversibles sobre los ecosistemas. Las víctimas son la flora, la fauna y las aguas.

Lo primero que hacen los extractores es arrasar con el bosque y con ello matar o ahuyentar a la fauna. Luego cavan un hoyo y lo llenan de agua. Una motobomba que arroja un poderoso chorro de agua convierte en poco tiempo al hoyo en un pozo y luego en una laguna artificial. Otra motobomba lleva la arena mezclada con oro a una tolva donde se procede a la separación del oro usando mercurio.

El mercurio y el combustible usado por los motores que accionan las motobombas contaminan los suelos y los arroyos de donde se extrae el agua para las operaciones. En pocas horas, un puñado de extractores provoca un verdadero desastre irreversible en el bosque virgen, en los suelos y en las aguas.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total