martes, 10 de agosto de 2010

Cambio climático provocará lluvias más intensas en la costa norte y sequía en la selva


En el Perú, el cambio climático provocará que las lluvias sean más intensas en la costa norte y haya sequía en la selva, mientras que la zona sur se evidenciará en la deglaciación y la modificación de los patrones de precipitación pluvial o estrés hídrico, según tres estudios regionales presentados hoy en el Ministerio del Ambiente (Minam).


Los estudios, financiados por la Fundación Bustamante de la Fuente, abordan de manera individual el cambio climático en la zona sur, en la costa norte y en la Amazonía peruana. En los tres casos plantean medidas y programas orientados a enfrentar los efectos de la problemática mundial.

Dichas investigaciones fueron realizadas -según su ubicación- por la Universidad de Piura, el Centro de Estudios Tecnológicos de la Amazonía y el Centro de Investigaciones Labor.

“Las investigaciones constituyen un valioso aporte al planeamiento de estrategias regionales para enfrentar el cambio climático, que son necesarias a nivel nacional y están en sintonía con el Plan Nacional de Acción y Mitigación del Cambio Climático propuesto por el Minam para lograr acciones a corto, mediano y largo plazo”, precisó el titular del Minam, Antonio Brack Egg.

Se trata de una contribución importante y agradezco este tipo de esfuerzos privados, ojalá se multipliquen por todo el país, pues hay que generar más conciencia de cómo tenemos que trabajar para afrontar el tema del cambio climático, comentó.

Los documentos señalan que el cambio climático se refleja en la reducción de los glaciares, cambios en los comportamientos de las plantas, épocas de migración de las aves, peces y otros.

“La evidencia más notable de lo que está ocurriendo en el Perú es la constatación de que los glaciares andinos se están derritiendo. Ya se ha perdido el 22 por ciento de la masa de glaciares durante los últimos 30 años”, indican los documentos.

En la zona sur del país, el cambio climático se evidenciará en la deglaciación y la modificación de los patrones de precipitación pluvial o estrés hídrico.

"Se está configurando un escenario negativo para la disponibilidad del agua en el futuro", dijo Manuel Bustamante Olivares, representante de la Fundación Bustamanete de la Fuente.

“Se evidencia que habrá un régimen de agua crítico en los departamentos de Tacna, Moquegua, Arequipa, así como en la sierra de Puno y Arequipa, lo que podría agudizar la problemática de regiones con una limitada oferta de agua por su naturaleza árida, semiárida y/o subhúmeda”, agregó.

Bustamante dijo que el proceso es progresivo, pero que en 30 ó 40 años se irá evidenciando más debido al deshielo de los nevados producto del calentamiento global.

Respecto a la costa norte, el documento señala que los efectos del calentamiento global se evidenciarán en la ocurrencia de lluvias más intensas.

“Según los estudios, ello se evidenciará en una mayor frecuencia de los fenómenos de El Niño; sin embargo, aquí lo beneficioso es que se va a forestar la zona, pero las autoridades tienen que trabajar el tema de infraestructura como las alcantarillas, bocatomas, desagüe en las ciudades y drenaje en las carreteras”, advirtió.

En la Amazonía se prevé que por efectos del calentamiento global las lluvias serán intensas en un momento, pero luego habrá una sequía prolongada, refirió.

“Está en proceso, aunque a largo a plazo, si el mundo continúa calentándose corre el riesgo de que se produzca la sabanización; es decir, que un bosque húmedo se vaya transformando en un bosque semiseco", refirió Carlos Amat y León, asesor de la fundación.

"Nos referimos a que si el mundo genera más dióxido de carbono y el calentamiento global continúa a más de dos de grados de temperatura, entonces la selva podría alterarse", agregó.

"La sabanización de la Amazonía y la desertificación de las montañas andinas son procesos que podrían intensificarse durante este siglo si las naciones responsables de la mayor emisión de gases de efecto invernadero no adoptan medidas sustantivas para dismuir estas emisiones", sostienen los estudios.

Los documentos fueron presentados hoy en el auditorio del Minam.

La Fundación Bustamante de la Fuente, de Arequipa, fue creada por el político y empresaro Manuel J. Bustamante de la Fuente en 1960 y desde entonces ha contribuido a promover las investigaciones jurídicas, históricas y socioeconómicas. (Andina)

No hay comentarios:

Páginas vistas en total