viernes, 16 de julio de 2010

Tapir de Altura - Tapirus pinchaque


Por primera vez en el Perú, personal guardaparque del Santuario Nacional Tabaconas Namballe (SNTN), ubicado en el departamento de Cajamarca, logró registrar imágenes de un escurridizo animal del que hasta el momento solo se habían encontrado rastros y escuchado rumores: el tapir de altura (Tapirus pinchaque), conocido también como tapir andino o danta de montaña.


Fue posible gracias al empleo de cámaras trampa de la compañía estadounidense Forestry Supplier, el apoyo del programa Pro SNTN y la capacitación que llevó el personal guardaparque en el Área de Conservación Privada de Chaparrí, donde emplean dicha tecnología de monitoreo.

El personal guardaparque realizó varios ingresos al Área Natural Protegida para instalar las cámaras trampa en diferentes rutas identificadas con anterioridad por los rastros existentes cerca de las lagunas Las Arreviatadas, al interior del santuario. Los dispositivos se instalan cuidadosamente y quedan activados durante un mes para registrar imágenes como las obtenidas.

Esta especie de tapir es la más pequeña de las tres que existen en América. Mide aproximadamente 1.8 metros de longitud y hasta 90 centímetros de altura. Alcanza los 250 kilos, tiene pelaje negruzco y con un vellón lanudo que lo protege del frío.

Es considerado un “fósil viviente”, único genéticamente e irremplazable, pues estudios científicos demuestran que esta especie no ha cambiado en forma significativa en los últimos 20 millones de años.

Poco se conoce sobre el tapir de altura. Se sabe que no es un animal estrictamente nocturno, pues las primeras horas de claridad matinal y las últimas de la tarde son sus preferidas para su actividad diaria. Era considerado una especie solitaria, aunque la reciente evidencia supone una vida en pareja.

Puede alimentarse durante el día y la noche, pero suele descansar durante el día en densa vegetación. Su alimentación es a base de las gramíneas de los páramos, así como brotes, tallos y frutos del bosque enano que cubre las transiciones vegetativas del ecosistema representativo del santuario.

La importancia de salvarlo
El tapir de altura se encuentra en la categoría de "peligro crítico", según la legislación peruana (D.S. 034-2004-AG) y en la categoría de "en peligro", de acuerdo a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y el Apéndice I de la Conveción sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (Cites).

La desaparición y fragmentación de su hábitat, así como la presión de caza, pueden causar que la especie pierda la mitad de su población mundial en los próximos 33 años (Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN). Se cree que el 90 por ciento de su población en el Perú se encuentra en el SNTN.

El rol del tapir de altura es muy importante en los ecosistemas que lo sustentan, pues es dispersor de semillas y polen, asegurando la supervivencia de las especies de páramo y bosques de neblina, función que realizan desde hace millones de años.

En el SNTN se implementa el programa de monitoreo del tapir de altura, con el fin de desarrollar un plan de conservación para esta especie, sobre la base de metodologías técnicas y científicas que se emplean a nivel internacional.

Se tiene proyectado el uso de collarines con sensores GPS para trabajos de telemetría con el asesoramiento de expertos científicos, orientados a determinar rangos de actividad, preferencias de hábitat, distribución en el santuario, comportamiento, dieta, entre otros.

El Santuario Santuario Nacional Tabaconas Namballe está ubicado en la provincia cajamarquina de San Ignacio y abarca una superficie de 29 mil 500 hectáreas en las que se protege un bosque de neblina con su flora y fauna características: 33 especies de aves y 17 de mamíferos (oso de anteojos, el ante o tapir de altura, los monos, los tigrillos y los venados)

Fue establecido en 1988 para conservar un ecosistema muy poco frecuente en el Perú, como es el páramo. El Área Natural Protegida es administrada por el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp). (Andina)

martes, 13 de julio de 2010

Tollo - Mustelus Mento


Es un pez comestible, de amplia distribución en toda la costa del Perú, en zonas poco profundas del mar. Su exquisita carne fue muy apreciada por los pobladores costeños como los paracas. El tollo era secado y conservado en tendales y andenes para luego ser intercambiado con otros grupos. Es una de las especies más abundantes de nuestro mar peruano.

Nombre científico: Mustelus mento Familia: Triakidae
Nombres comunes: Tollo, Tollo con bandas

Descripción morfológica:
El tollo es una especie marina de aproximadamente 1.5 m de largo. Tiene hendiduras branquiales laterales y una gran boca arqueada en forma de media luna que está provista de varias filas de dientes cortantes y situados en la parte inferior de la cabeza. Presenta dos aletas dorsales en la parte superior y dos aletas pectorales en la parte inferior que le ayudan a movilizarse.

Piso ecológico:
El tollo se distribuye en toda la costa hasta las islas Lobos de Tierra.

Antecedentes históricos:
Desde épocas prehispánicas, existía en la costa peruana un activo tráfico marítimo en balsas y que en ellas debió ser transportado el tollo, así como el lenguado y atún. No se puede cuantificar el consumo que se hizo de los peces ni la participación que ellos tuvieron en la alimentación, pero es innegable que el aporte de proteínas procedente del litoral marino debió ser muy alto, y estuvo conformado por pescado fresco y deshidratado. En los textiles de la Cultura Paracas se ha podido observar diseños naturalistas de peces entre los cuales se ha identificado al tollo.

Cita de cronista:
¨...de todos estos géneros de cazones, se matan en el Callao y se comen frescos en Lima; y de tiburones se hacen gran cantidad de tollo o bacalao. En muchos puertos, particularmente en el de Payta, diócesis de Trujillo, y en el de Guambacho deste arzobispado de Lima.¨ B. Cobo (VII, 48)

Situación de la especie:
El tollo es una especie de gran importancia dentro de los recursos hidrobiológicos del mar peruano. Hoy en día continúa formando parte de la dieta del poblador costeño. (Museo de Arqueología, Antropología e Historia de Perú)

domingo, 4 de julio de 2010

Perú proyecta conservar 55 millones de hectáreas de bosques al año 2021


Con la próxima creación del Programa Nacional de Conservación de Bosques, Perú prevé conservar 55 millones de hectáreas forestales hacia el año 2021, lo que tendrá efectos positivos en la lucha contra el cambio climático, informó el titular del Ambiente, Antonio Brack.


Destacó que dicho programa ya cuenta con el financiamiento respectivo, mediante recursos propios y con fondos provenientes de la cooperación internacional, y por tanto, solo hace falta terminar de constituirlo oficialmente para nombrar a quienes se harán cargo de él.

“Ya está la línea de base, los estudios hechos y tenemos gente que trabaja en ello. No necesitamos dinero porque contamos con apoyo internacional. La creación de este programa ya se trató incluso en el Consejo de Ministros”, declaró el ministro a la Agencia Andina.

Tras recordar que Perú posee 69 millones de hectáreas de bosques, Brack resaltó que la conservación forestal de 55 millones de hectáreas con este programa permitirá mitigar las emisiones de carbono, mejorar el hábitat de los pueblos indígenas y una mayor diversidad biológica.

Indicó que el programa también apunta a mantener 16 millones de hectáreas forestales protegidas, así como los parques nacionales intangibles, además de conservar la reserva amazónica de bosques de producción permanente, sin afectar tierras indígenas.

“Vamos a trabajar con los pueblos indígenas amazónicos y las comunidades campesinas de la costa norte, donde hay tres millones y medio de hectáreas de bosques de algarrobo para manejarlos y conservarlos con ellos; y para generar actividades productivas”, mencionó Brack.

El titular del Ambiente subrayó también que en el Perú existen 500 mil hectáreas de bosques protegidos mediante concesiones para el ecoturismo en Madre de Dios y Loreto; pero lamentó que en la Amazonía se haya talado en los últimos años 10 millones de hectáreas forestales.

En otro momento, adelantó que en unas tres semanas se suscribirá un convenio con el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin) para transferir al Ministerio del Ambiente las competencias de fiscalización ambiental de la minería informal.

“La Oficina de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) del Ministerio del Ambiente aún no puede sancionar”, finalizó el ministro. (Andina)


jueves, 1 de julio de 2010

Científicos descubren dentadura gigante de ballena de 13 millones de años


Un grupo de científicos descubrió la dentadura gigante de una ballena extinta de unos 12 millones o 13 millones de años de antigüedad, en el desierto de Pisco, en el departamento de Ica, al sur de Lima, según una publicación de la revista Nature.

Los dientes del animal, parecido a un cachalote, miden unos 40 centímetros de largo y unos 12 centímetros de diámetro, y en un primer momento se creyó que se trataba de colmillos de elefantes.

El animal medía entre 13 y 18 metros de largo y capturaba a sus presas como las orcas actuales. Es posible que este depredador también se alimentara de misticetos o ballenas con barbas, precisó un cable de DPA.

Se estima que en el cráneo, de unos tres metros de largo, había 29 de estos dientes enormes.

La investigación estuvo a cargo de Olivier Lambert y Christian de Muizon, del Museo Nacional de Historia Natural de París, que contaron con el apoyo de un equipo compuesto por peruanos, holandeses, franceses, italianos y belgas.

El hallazgo de los fósiles ocurrió de casualidad cuando el curador del museo de Rotterdam, Klaas Post, tropezó con los restos durante una expedición.

Tras recuperar el material óseo, los expertos consideraron que se estaba frente a una nueva especie marina, que fue denominada Leviathan melvillei, en honor a un pasaje bíblico y al autor del libro Moby Dick, Herman Melville.

Los científicos, entrevistados por la revista Nature, destacaron que el desierto de Ica, en Perú, constituye una de las zonas del mundo más ricas en cuanto a la presencia de restos fósiles. (Andina)

Páginas vistas en total