viernes, 7 de mayo de 2010

Perú reconoce cuatro nuevas áreas naturales protegidas en las Regiones Cuzco y San Martín


El ministro del Ambiente de Perú, Antonio Brack Egg, suscribió las resoluciones que reconocen cuatro nuevas áreas de conservación privada (ACP), las cuales permitirán proteger la diversidad biológica y los valores culturales de tres mil 430.62 hectáreas en Cuzco y San Martín.


Las ACP son áreas naturales protegidas y reconocidas por el Estado sobre predios de propiedad privada a solicitud de sus propietarios. Dichos predios, por sus características ambientales, biológicas, paisajísticas u otras análogas, contribuyen a la conservación de la diversidad biológica y demás valores asociados de interés histórico - cultural.

Ello permite incrementar la oferta para la investigación científica y la educación, así como las oportunidades para el desarrollo del turismo especializado, entre otros beneficios.

En esta oportunidad fueron reconocidas tres nuevas áreas en el departamento de Cuzco y una en el departamento de San Martín.

Fue reconocida la ACP Tambo Ilusión, ubicada en el valle del Huallaga Central, en el distrito de La Banda de Shilcayo, departamento de San Martín. Tiene una superficie de 14.29 hectáreas y sus propietarios son Armando Rodríguez Tynan y Doris Valdivia de Rodríguez.

Dicha área brindará servicios ambientales como protección de suelos, agua y cuencas hidrográficas; además, contribuirá a la conservación y manejo sostenible de recursos naturales como la caoba, cedro, moena blanca, renaco, aguaje, yacu, shimbillo, atadijo y otros.

También fue reconocida oficialmente la ACP Sele Tecse – Lares Ayllu, situada en el distrito de Lares, en la provincia cusqueña de Calca. El área, de propiedad de la comunidad campesina de Lares Ayllu Talana, posee 974.22 hectáreas.

Ofrece una gran diversidad de flora y fauna silvestre, extendida a lo largo de paisajes, bosques naturales, lagos y baños termales. El lugar es importante por la conservación del bosque de Sele Tecse, debido a la existencia del género polylepis (queñuales) que cumple la función de regulador climático y hábitat de especies en peligro de extinción.

En tercer lugar, figura la ACP de Choquechaca, ubicada en el distrito de Ollantaytambo, provincia cusqueña de Urubamba. Tiene dos mil 076.54 hectáreas y pertenece a la comunidad campesina de Ollanta, la cual extiende sus dominios en áreas muy cercanas al complejo arqueológico de Ollantaytambo.

El bosque de Choquechaca destaca por su extenso paisaje natural rodeado de ríos, quebradas y nevados. Asimismo, alberga gran variedad de flora y aves.

Por último, destaca la ACP Mantanay, ubicada en el sector de Yanahuara, en la provincia cusqueña de Urubamba. Posee 365.57 hectáreas y pertenece a la Asociación de Productores San Isidro de Cusibamba Yanahuara.

El bosque de Mantanay destaca por su gran biodiversidad y los procesos ecológicos que se desarrollan en su interior. Las especies predominantes en el área son polylepis (queñuales) y gynopsis, las cuales forman parte de sistemas biológicos únicos caracterizados por tener una distribución restringida, motivo por el cual son de gran interés ecológico, sistemático y biogeográfico.

“Con estos nuevos reconocimientos el Perú suma 19 millones 415 mil hectáreas de áreas protegidas, que es cuatro veces la superficie de Costa Rica; es decir, somos un país increíblemente bendecido en diversidad biológica, además, somos uno de los países de avanzada en el mundo en cuanto al sistema de áreas protegidas”, destacó el ministro Brack.

Recordó que su importancia también radica en que muchas de las áreas naturales han sido reconocidas por la Unesco como Patrimonio Natural de la Humanidad.

Luis Alfaro, director del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Sernanp), indicó que con el tiempo dichas áreas pueden convertirse, incluso, en albergues turísticos.

Señaló que el Sernanp, de la mano con el Ministerio del Ambiente, trabaja en el fortalecimiento de las ACP como una oportunidad para aquellas comunidades o propietarios privados que desean iniciar negocios bajo un enfoque de responsabilidad social y ambiental.

“Promovemos la conservación de un espacio natural y actividades como el turismo sostenible, aprovechamiento de recursos naturales renovables o el pago por servicios ambientales”, subrayó.

Más áreas
Con la incorporación de dichos espacios ahora suman 20 las áreas naturales protegidas de administración privada que albergan 124 mil 991.29 hectáreas.

La ACP más extensa es la de Chaparrí, situada en el departamento norteño de Lambayeque con 24 mil 412 hectáreas; le sigue la ACP de Huayllapa, ubicada en el distrito de Copa, en la provincia limeña Cajatambo, con 21 mil 106.57 hectáreas.

Dichas áreas son iniciativas de la sociedad civil promocionadas por el plan director del Sernanp que se han incrementado favorablemente en los últimos cinco años y que son establecidas para conservar la diversidad biológica, mantener servicios ambientales y proteger valores culturales.

La firma de reconocimiento se llevó a cabo en la sede del Minam, a la cual asistieron los presidentes de las tres comunidades cusqueñas y de la ACP Tambo Ilusión de San Martín. (Andina)

Páginas vistas en total