martes, 18 de diciembre de 2007

Lenguado Común - Paralichthys adspersus


Pez de forma aplanada de amplia distribución en todo el mar Peruano hasta Piura. Vive en fondos arenosos, medios enterrados para pasar inadvertido, ya que no goza de gran movilidad. Cuando acecha el peligro se mimetiza, adoptando el color del entorno que lo rodea. Esta especie marina fue muy apreciada por los pobladores de las culturas costeñas como Ancón, Chancay y Lima por su exquisita carne blanca.

Nombre científico: Paralichthys adspersus Familia: Bothidae
Nombres comunes: Lenguado común.

Descripción morfológica:
Es un pez plano, sin simetria bilateral. Mide entre 30 y 50 cm. y puede llegar a pesar hasta 5 kilos. Sus ojos está bien separados. Es de color marrón a gris sólo en el lado izquierdo. Su boca está situada debajo de su ojo izquierdo y se abre hacia la derecha. Tiene aletas ventrales simétricas. Esta especie se alimenta de peces pequeños y crustáceos y tiene la característica de mimetizarse con su entorno ante el peligro.

Piso ecológico:
El lenguado vive en fondos arenosos y fangosos a lo largo del mar del Perú, hasta el norte en Paita, Piura.

Antecedentes históricos:
En Ancón y en toda la Costa Peruana existió un activo tráfico marítimo en balsas, y es en ellas en que debió ser transportado el lenguado, toyo y atún. No se puede cuantificar el consumo que se hizo de los peces para la alimentación en el antiguo Perú, pero en indudable que el aporte de proteínas procedente del litoral marino debió ser bastante alto, y estuvo conformado por pescado fresco y deshidratado. Las evidencias de andenes y tendales estudiados en la costa, presentan restos de peces que fueron salados y deshidratados en grandes cantidades para hacer trueques o intercambios con pueblos de la sierra, esta fue una de las actividades más importantes de los pueblos costeños desde épocas muy tempranas, debido a la cercanía al mar peruano, que perduró hasta la llegada de los españoles .

Cita de cronista:
´´ En todas las costas de las indias se crían lenguados grandes y pequeños. Unos son mayores que medio palmo, otros se hallan que tienen a tres o cuatro palmos, y algunos que pesan diez o doce libras; son muy anchos y de poco canto, diferenciándose algo de los de España, pero chicos y grandes son estimados, porque se tienen por mantenimiento sano y regalado. Mátanse muchos en el puerto del Callao alrededor de la isla, porque siempre andan entre peñas y escollos ´´ B. Cobo (VII, 36)

Mito o leyenda:
Se cuenta que los peces habían sido seres humanos, como descendientes de una antiquísima raza de enanos, vivían en ciudades lacustres, se alimentaban de pescados, reverenciaban al mar, sus tormentas, sus arenas y sus conchas y calmaban su sed con la sagre de los peces. Cuando salía el sol, estos hombres se escondían, y por la noche con la llegaba de la luna, hacían fiestas y ritos. El sol después de tiempo, tomó posesión del cielo y ordenó a los hombres que se calentaran con el fuego que les ofrecía, que habitaran las tierras y se alimentaran de sus productos, y que bebieran de sus aguas. Los peces se negaron a obedecer sus órdenes. Entonces es sol destruyó sus viviedas y convirtió a estos hombres en peces, condenándolos a morir cuando fueran calentados por su calor o cuando vieran la luz de la luna o las estrellas, por no aceptar la nueva ley. Desde esa época, los peces mueren al ser sacados de las aguas.

Situación de la especie:
Esta especie de lenguado es la más abundante en el mar peruano.
Fuente: Museo de Arqueología, Antropología, e Historia de Perú

No hay comentarios:

Páginas vistas en total