miércoles, 4 de abril de 2007

Piquero Peruano


Esta ave es la tercera productora de guano de isla en el Perú y es endémica de las aguas frías de la Corriente de Humboldt.

El piquero vive en las islas de la costa central y sur del Perú, lugares donde almacena sus deyecciones, conocidas como guano, que desde tiempos ancestrales fue utilizado por culturas prehispánicas como Ancón, Chancay y Chimú, para fertilizar sus cultivos. En el siglo XIX el guano fue exportado en grandes cantidades a Europa, dando muchos beneficios económicos al Perú.

Actualmente, el piquero peruano se encuentra en situación vulnerable, debido a la sobrepesca de anchoveta, que es su principal alimento.

Nombre científico: Sula variegata Familia: Sulidae
Nombres comunes: Piquero común, piquero peruano.

Descripción morfológica:
El piquero es un ave marina con cabeza, cuello y partes inferiores blancos, alas y dorso parduzco, manchado con blanco y las patas gris azuladas. Se alimenta de peces que captura lanzándose en picada al agua, por esta característica se le da el nombre de "piquero".

Piso ecológico:
Es un ave endémica de la Corriente Peruana o de Humboldt que viene desde la Antártida y recorre toda la costa del Perú hasta Piura. Anida en colonias, sobre todo en grietas o plataformas de los acantilados de las islas guaneras de la costa.

Antecedentes históricos:
El piquero fue muy cotizado por las culturas prehispánicas como Ancón, Chancay y Chimú, que utilizaron el guano de esta ave para fertilizar sus tierras de cultivo. Las islas que albergaban al piquero peruano y otras aves guaneras fueron consideradas sagradas. El piquero habita las costas del Perú desde tiempos inmemoriales y contribuyó a que el país fuera el primer productor de este fertilizante natural en el siglo XIX. En los textiles de Ancón, Chancay y Chimú se han encontrado representaciones de piqueros en forma naturalista y estilizada, que demuestran la minuciosa observación del entorno ecológico que plasmaron estas culturas en sus textiles, ceramios, maderas y metales.

Cita de cronista:

"Esta es cierta especie de aves marinas así llamadas porque tienen gran pico, el cual es tan largo como un dedo de la mano, blanco y puntiagudo. Son estos pájaros blancos y pardos, tan grandes como una gallina; andan a bandadas tras el cardumen de anchovetas y sardinas; mas, no vuelan apiñados y en orden, como otros, sino que unos suben y otros bajan ejercitando la pesca; para la cual suben muy altos, y desde allí se arrojan al agua con tanta ligereza como una saeta, y como se van arrojando apriesa unos y otros sobre el cardumen de pescado..." B. Cobo (VIII, 11).

Mito o leyenda:
En el culto al guano se dan juntas dos actividades fundamentales en los pobladores de la costa: una relacionada con el mar: la pesca y la navegación y otra con la tierra: la agricultura. Ambas estaban estrechamente unidas al culto del guano y a la extracción del fertilizante, para su ejecución se trasladaron en las embarcaciones de entonces, balsas y caballitos de totora, iniciando y culminando estos viajes con vistosas ceremonias. El hombre del litoral fue agricultor y pescador, su vida giró en torno a la tierra y al mar; de este modo en la costa aparecen estrechamente vinculadas las aves marinas, teniendo los dioses forma de estas aves, estando ligadas al dios Huamancantac o Dios del guano. Pescadores y agricultores, juntos, veneraban y sacrificaban a esta divinidad de las islas para asegurar los favores solicitados.

Situación de la especie:
El piquero es un ave guanera que se encuentra en situación vulnerable en el Perú, según el Decreto Supremo 013 - 99 - AG, del Instituto Nacional de Recursos Naturales - INRENA. El estado protege a esta ave, en la Reserva Nacional de Paracas en Ica y en el Santuario Nacional Lagunas de Mejía en Arequipa.

Fuente: Museo de Antropología, Arqueología, e Historia de Perú

Páginas vistas en total